Mudanzas y Covid

La crisis del Covid-19 ha transformado las actividades cotidianas en extraordinarias, y las mudanzas no han sido la excepción. Es quizá uno de los sectores más afectados por todo lo que implica: el movimiento de  personal encargado de acarrear las pertenencias de una familia completa a un nuevo hogar de manera segura.

Resulta que, a escala global, se ha reducido el movimiento de personas en las calles para evitar que se eleven los contagios. Pero, todavía es posible llevar a cabo una mudanza a pesar del Covid, con tan solo seguir, al pie de la letra las siguientes indicaciones.

Preparación previa a la mudanza

Antes de siquiera tocar cualquier accesorio o mueble en la casa, es importante realizar un esquema de todo lo que se va a hacer para que la mudanza se lleve a cabo sin contratiempos. En ese sentido, lo mejor es hacer un inventario y anotar en él todo lo que será necesario: desinfectante, guantes, cajas, plástico de burbujas, cortador de cajas, tijeras, etc.

La intención es preparar una lista para realizar una sola salida en el momento de hacer las compras y así evitar una constante exposición en las calles para obtener algún elemento que se haya olvidado.

Es importante avisar sobre la mudanza a las autoridades con suficiente antelación para evitar contratiempos innecesarios. Así como llevar consigo el contrato de venta o alquiler cuando se realice la mudanza.

Es bien conocido lo tedioso que suelen ser las mudanzas, pero en tiempos de resguardo son peores. Por eso, lo más conveniente es solicitar, con suficiente antelación, los servicios de una empresa especializada que fije una suerte de itinerario de acuerdo a la cantidad de muebles y las dimensiones del nuevo hogar. Es decir, qué va primero y qué después.

Dependiendo del alcance de los servicios de la compañía, estarían en la posibilidad de actuar como asesores en la documentación que se debe mostrar a las autoridades. Servirían como una suerte de acompañantes en todo el proceso, sin que necesariamente intervengan directamente. Por supuesto, este tipo de servicio incrementa el coste total.

Prestar atención a los protocolos de seguridad

Es necesario seguir algunos pasos para que la movilidad, fuertemente restringida, se desarrolle sin mayores inconvenientes.

Al respecto, la  empresa de mudanza debe cumplir estrictamente con los protocolos de higiene y seguridad establecidos para ese tipo de actividades. La compañía en cuestión debe ser capaz de reducir el número de desplazamientos para que, en consecuencia, disminuyan también las posibilidades de contagio.

Entre los protocolos de seguridad, los más importantes se enlistan a continuación:

  • Guantes y mascarilla. Es importante exigir que los empleados de la compañía cuenten con el equipo de protección.
  • Cantidad de personas. En cada vehículo debe haber 2 personas como máximo.
  • Distancia. Se debe permanecer a una distancia mínima de seguridad entre operarios y clientes.
  • Vehículos seguros. Aunque parezca molesto, es importante desinfectar el vehículo después de cada traslado.
  • Documentos online. Actualmente hay aplicaciones que permiten emitir documentos auténticos, legales y firmados desde casa. Es recomendable usarlas.
  • Medición de temperatura. Es importante tomar la temperatura de los operarios antes de empezar cualquier actividad. En caso de que haya algún indicio de enfermedad (temperatura alta), lo más indicado sería hacer la notificación a la empresa.

Alistar la nueva casa

Antes de la mudanza

Antes de llevar a cabo el cambio de casa, es pertinente hacer una visita al nuevo hogar para desinfectar y hacer una limpieza a fondo, también para establecer los espacios donde va cada caja y cada mueble.

De hecho, se trata de una recomendación realizada por el Gobierno de España con la intención de preparar una habitación libre de coronavirus y evitar un posible contagio. Esta habitación estaría destinada a niños pequeños o personas de alto riesgo, para que se mantengan al margen en el momento de llevar a cabo la mudanza. Es una idea que puede evitar serios inconvenientes.

Las cajas que se van a utilizar deben ser nuevas. Hay que evitar las que se encuentran en tiendas o supermercados. Es mejor comprarlas, de esta manera se reducen las posibilidades de contagio al conocer su procedencia. No obstante, se deben desinfectar antes de usarlas.

Durante la mudanza

Es importante esperar por lo menos 24 horas antes de deshacerse de las cajas utilizadas durante el cambio de casa, es una manera efectiva de disminuir las posibilidades de contraer el Covid-19.

Es elemental desinfectar la superficie de todo cuanto se entre en contacto: manivelas, muebles, puertas, interruptores. Para ello, se pueden utilizar trapos de limpieza que posteriormente se deben desechar en un recipiente seguro.

Es aconsejable adquirir una buena cantidad de guantes desechables, suficientes para todos los involucrados en el proceso de mudanza. Cada vez que se deje de usar uno, hay que desecharlos y, posteriormente, lavarse las manos con mucha agua y jabón.

Cuando una persona se dirige a un nuevo hogar, por lo general deja atrás toda una vida de amistades y familiares. Son muchos los recuerdos que merecen al menos una reunión de despedida, sin embargo, no es lo más adecuado en momentos de confinamiento.

Al respecto, lo más recomendable es echar mano de los medios digitales. Se puede organizar una videollamada a través de alguna red social y, a continuación, se puede disponer del tiempo necesario para la despedida.

Una vez que la mudanza haya finzalizado, es conveniente desinfectar todo el lugar antes de que la familia abandone la habitación donde se encuentran.

Algunos tips a tener en cuenta

A continuación se detallan unos consejos adicionales para que la mudanza sea todo un éxito.

  • Revisar las pertenencias. Es el momento ideal para separar lo necesario de lo que ya no se usa.
  • Resguardo de documentos. Es importante organizar todos los documentos que se consideren importantes y llevarlos consigo en archivos identificables.
  • Presupuesto. Antes de decantarse por alguna empresa de mudanza, es importante que esta ofrezca el servicio necesario de acuerdo con el presupuesto.
  • Objetos de valor. Al igual que los documentos personales, las joyas y los objetos de valor deben llevarse personalmente para evitar inconvenientes con la empresa de mudanza. Si se trata de muebles grandes y antiguos, hay que realizar las indicaciones pertinentes a los operarios.
  • Identificar las cajas. Se deben etiquetar las cajas y paquetes con instrucciones precisas y visibles  para todos.
Presupuesto sin compromiso
SI PREFIERES LLAMARNOS

609 474 202

Ir arriba
WhatsApp Hablamos?